Cómo será viajar post coronavirus?

Creo que ahora si, muchos de ustedes me podrían decir “Yo sí que lo vi todo” y no es para menos.

Estamos recalculando todo el tiempo en modo GPS, ajustando las formas de hacer las cosas, desde nuestros hábitos de higiene, de proximidad, o nuestra forma de comunicarnos, trabajar, aprender, entretenernos y también amigos lectores habrá cambios en nuestra manera de viajar .. porque acá está la buena noticia, seguiremos viajando.


El coronavirus llegó para quedarse, pero no hablando en el estricto sentido de una pandemia desoladora. La etapa clínica de esta pandemia será con el tiempo controlada por alguna vacuna o tratamiento como ya lo hemos visto con gripes anteriores – tengamos fe -. Hablo de los cambios que llegaron para quedarse y no solo por el tiempo que dure la cuarentena global, sino como modo de vida. Uno superador.


Viajes posibles, para un nuevo estilo de pasajero.

Si de higiene y medidas de seguridad hablamos, todos seremos más exigentes, de eso no tengo dudas. No solo pensaremos en el tipo de viaje que haremos, sino en la distancia entre destinos, trayectos y medios de transporte.

Los viajes sustentables serán por fin la solución

Esta alternativa de viajes no es nueva, para nada. Fue uno de los tópicos más hablados previo a la pandemia, mayormente por cuestiones relacionadas a la ecología o al impacto económico en determinados destinos que por cuestiones sanitarias… pero con surgimiento de la necesidad de distanciamiento social, podría ser el camino a seguir.

Porque siendo honestos hace un mes atrás éramos testigos de ciudades, monumentos o playas plagadas de turistas. Fotos atestadas de gente impidiendo la contemplación del monumento o del paisaje.

Gran Muralla - 2010

Destinos como Venecia, las islas Phi Phi, o el acceso a la Gran Muralla, a Machu Picchu o el Taj Mahal ya estaban regulados (o con planes de hacerlo) para limitar el acceso de turismo y evitar el hacinamiento, la basura generada y el malgasto de los recursos naturales que demanda una cantidad desmedida de gente como consecuencia de su visita.



Y de pronto … de la noche a la mañana, somos testigos de imágenes que muestran ciudades desiertas que dan un exotismo maravilloso a los destinos clásicos de siempre. Y las aguas se limpian y los animales se liberan, el aire es respirable y el sol se ve en donde solo había niebla por smog.

charles-loyer-on-unsplash
charles-loyer-on-unsplash

Cuáles podrían ser los cambios que beneficien el movimiento de viajeros empedernidos?

Imaginemos:

  • Ciudades o atracciones que restrinjan la cantidad de visitantes en pos de garantizar un standard de viaje adecuado.
  • Economías que vuelquen parte de las ganancias millonarias del turismo a la infraestructura local y que ésta no quede solo en manos de unos pocos (agua potable, reciclado y tratamiento de residuos y lo necesario para garantizar la seguridad de los viajeros y de los locales).
  • Reservas en cruceros y hoteles más chicos, es decir menor cantidad de pasajeros compartiendo áreas comunes a la vez.
  • Desayunos o servicios de comidas a la carta o con servicio buffet restringido (ya no más self-service), para evitar la contaminación de alimentos.
  • Protocolos garantizados y comprobables de limpieza para garantizar a los huéspedes y pasajeros la confianza en el servicio durante su estadía o traslado.
  • Aviones más vacíos – más allá de la demanda – las aerolíneas podrían optar por volar con asientos vacíos intermedios. Esto podría incidir en precios de los pasajes? Si. Pero garantizaría la confianza de pasajeros de placer o corporativos que deban reanudar sus proyectos de viaje.
  • Asistencias al viajero. Deberemos prestar atención en las condiciones generales de las coberturas – muchas no cubren pandemias – y rever el tiempo por el que solemos comprar el servicio (incluir más días de los requeridos es una alternativa es clave). Este es un punto para una nota aparte.
  • Optar por servicios con cancelación flexible cuando esto sea posible. Es más costoso? No siempre. Menos aún en tiempos de pandemias.
  • Comprar en tu agencia de viajes favorita. Lo hemos visto, ante lo inevitable de la re-programación de una reserva, el principal motivo de quejas de pasajeros en viaje o por viajar fue la masividad y la falta de comunicación de las .com. Las agencias de viajes tradicionales, no somos masivas y no tenemos call centers, pero si ofrecemos servicio personalizado. Por definición acompañamos a los pasajeros en todo el proceso de su viaje, en la compra, pero también en su cancelación o postergación de sus servicios. A diferencia de una .com durante la cuarentena mantuvimos un estrecho vinculo con nuestros pasajeros, trabajando desde nuestras casas, pero siempre presentes y conectados por medio de múltiples medios de contacto. Es más costoso este servicio para el pasajero? no. En absoluto.
CHECK-IN ONLINE #viajerayo
CHECK-IN ONLINE #viajerayo

No faltará mucho para retomar nuestros viajes, no dejen de soñarlos.

El tiempo disponible hoy es favorable para investigar e inspirarnos, cuando menos lo pensemos estaremos hablando y compartiendo nuestras experiencias en ellos …


Y Ustedes qué ideas/sugerencias aportarían para que su próximo viaje sea seguro? Me gustaría conocer sus comentarios !

LA HORMIGUITA VIAJERA TRAVELLERS

Soy Marie, soy la Hormiguita.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: