6 razones para enamorarte de Egipto

Pensaba motivos por los que un viaje se recuerda en la categoría memorable.

Ciudadela El Cairo

Debo aclarar que en mi caso soy muy susceptible al enamoramiento fugaz, pero Egipto por muchos motivos es un país que no puedo quitar de mi cabeza.

1 La gente. No me canso de decirlo, el egipcio es cálido, sonriente, pícaro, sabe que su economía depende del turismo y lo abraza e incorpora como lo han hecho desde hace siglos con los visitantes llegados desde tierras lejanas. Lo maravilloso es el contacto con la gente local y no es algo que sea habitual en el mundo árabe. Los egipcios son storytellers innatos y escucharlos es entrar en el mundo de las fábulas.

2 La cultura musulmana. Desde los cuentos de Las mil y una noches hasta la novela El Sultán, pasando por las historias bíblicas, la cultura musulmana no nos es ajena. Su arquitectura, el arte del mercadeo y la cantidad de palabras que nuestro idioma ha tomado del mundo árabe tampoco lo son.

3 Su conocimiento ancestral. No inventamos nada. Esa es la sensación permanente que tuve en cada templo, tumba o cantera de granito que fui visitando…las antiguas civilizaciones dejaron sus enseñanzas relatadas en los jeroglíficos encontrados en templos y necrópolis. Ellos ya sabían conceptos que hoy manejamos sobre medicina, arquitectura, astronomía, espiritualidad y eran además una cultura socialmente muy avanzada.

4 El río Nilo. Quizás porque es un hilo verde en medio de arenas inertes y porque sus orillas son vida y dieron vida desde el inicio de la humanidad a la cultura más antigua. Ese Río manso, es el principal protagonista de las historias que escucharemos, veremos y navegarlo es simplemente mágico.

Atardecer en el Río Nilo
vendedores ambulantes en el Nilo
Paseo en faluca

5 Su identidad religiosa. El significado de la palabra musulmán ( مُسْلِم ) es, el que se somete» (a Dios). Es un aspecto muy interesante observar como la vida cotidiana se desarrola en base a la religión del Islam, a las enseñanzas del profeta y del Corán basadas en los 5 pilares obligatorios: profesión de la fé, oración 5 veces al día, azaque o limosna, ayuno durante el Ramadán y peregrinación a La Meca.

6 El gran alboroto. El Cairo, su nombre tiene cadencia. El caos de esta ciudad es terriblemente maravilloso. Es como un hormiguero alborotado pero que a su vez, está perfectamente sincronizado. En el mercado antiguo Khan el Kalili, la música y el llamado de los vendedores completan la postal multicolor. Cruzar una calle es como una aventura que sintetiza parte de los puntos citados previamente: un egipcio amable te ayuda a cruzarla, te encomendas a Dios, confías en que los automovilistas saben lo que están haciendo porque tu vida básicamente depende de ello.

LA HORMIGUITA VIAJERA TRAVELLERS

Soy Marie, soy la Hormiguita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: